Modalidades

Home / Modalidades

“In-company” En la empresa


Saber más

Sesiones abiertas dirigidas


Saber más

Entrenador personal


Saber más

En los tres casos recordar que es básico:
- Contar con la actitud y la voluntad necesaria. Mejorar habilidades no es cuestión de un día, ni de recetas mágicas.
- Marcarnos un objetivo razonable. Lo que no se mide no se gestiona… y además genera frustración.
- Dejarnos acompañar por el entrenador y ser disciplinado en seguir sus instrucciones.


 Por ello es determinante:
- Definir claramente cuál es nuestro punto de partida respecto de la habilidad a trabajar. Nos autoevaluaremos y el entrenador nos ayudará.
- Marcar y comprometernos con indicadores (KPI’s) que nos marcarán nuestra evolución (¿cuándo podré decir que estoy notando que mejoro?)
- Tener la disciplina para seguir las tablas marcadas, con la secuencia y las repeticiones indicadas.